De dónde venimos: Definición, misión y breve historia de nuestra agrupación

¿QUÉ ES RASTRO?

El Centro Cultural de Divulgación Astronómica, RASTRO, es una agrupación de personas que comparten un interés común en la generación y difusión de la astronomía amateur. Históricamente, la mayoría de los integrantes de RASTRO han sido estudiantes de la Universidad de Concepción. A partir de 2004, es posible integrar a todo tipo de personas, de cualquier origen y condición.

MISIÓN

RASTRO trabaja en divulgación astronómica. Se aborda esta tarea en dos frentes principales: por una parte se procura difundir el producto de la investigación astronómica profesional en forma sencilla, mediante charlas y talleres que permitan a la comunidad aproximarse a la visión científica del Universo. Por otra parte se intenta facilitar a la comunidad la experiencia de hacer astronomía, mostrando que ésta es una labor en la que todas las personas pueden aportar aún sin poseer instrumentos o una formación especializada.

RASTRO es un grupo adherido a las campañas nacionales e internacionales de preservación del cielo nocturno, por lo cual regularmente promueve la toma de conciencia de los efectos que las acciones cotidianas tienen en la conservación de las excelentes condiciones de observación que ofrecen los cielos chilenos. En esta tarea, RASTRO trabaja en coordinación con otros grupos e instituciones del país, especialmente con la Red Chilena de Astronomía (RChA) y la sección chilena de la International Dark-Sky Association.

OBJETIVOS DE RASTRO

a) Divulgar el estudio y práctica de la astronomía amateur entre la comunidad ciudadana, poniendo especial énfasis en aquellos grupos socioeconómicos que, por falta de recursos u otros factores, encuentren mas obstáculos para ello.

b) Convertirse en un foco local de acción y propagación de campañas astronómicas de alcance nacional, tanto en lo que corresponde a observación coordinada de objetos celestes, como en todo cuanto tenga por fin la preservación del patrimonio astronómico chileno.

HISTORIA

RASTRO, CENTRO DE DIVULGACIÓN ASTRONÓMICA (ex Rama de Astronomía de la Universidad de Concepción), fue fundada en 1993 por iniciativa de un grupo de estudiantes provenientes de diversas áreas, cuyo punto de encuentro era el interés por la práctica y difusión de la astronomía. Desde entonces, aunque variando de año a año, la nómina ha considerado típicamente entre 25 y 30 representantes de las más diversas disciplinas, desde arte a biología, desde psicología a ingeniería.

Desde un comienzo RASTRO se caracterizó por un fuerte acento en lo social. La falta de recursos económicos y de instrumental adecuado, que marcaron los primeros años del grupo (hasta 1996), no fueron obstáculo para la organización de numerosas actividades públicas tales como charlas, exhibición de videos (Semana Astronómica, 1994), capacitación en uso de simuladores astronómicos, columnas periodísticas (El Sur, 1995), etc. (ver curriculum)

En 1996, RASTRO amplió su espectro de acción hacia la comunidad penquista, organizando, con la cooperación material y logística del Departamento de Jóvenes de la I. Municipalidad de Concepción, el proyecto Concepción mira a las estrellas (Verano 1996-1997). Este proyecto intentó poner en contacto con las estrellas a todas aquellas personas que, por su situación socioeconómica, se encuentran más lejanas a la posibilidad de visitar un observatorio o aún conocer un telescopio. RASTRO llevó su telescopio Explorador, un refractor de 10 cm rescatado del abandono de generaciones universitarias anteriores, a ocho de los sectores con mayor necesidad socioeconómica de la zona, dictando charlas populares al aire libre y dirigiendo observaciones que satisfacieran las principales curiosidades de los/as asistentes.

Al año siguiente, en 1997, RASTRO organizó el Primer Encuentro Nacional de Astronomía Amateur. Este evento, al cual asistieron representantes de todo el país, tiene una gran importancia histórica para la comunidad astronómica amateur nacional, pues es la semilla de la cual germinó la Red Chilena de Astronomía y la serie de congresos que se han llevado a cabo sin interrupción desde entonces.

Desde 1998 RASTRO ha trabado relación con varios colegios locales, dando apoyo a la organización de numerosos eventos (e.g. Primer Encuentro Regional de Astronomía Escolar, Colegio Alemán, 1998) y organizando talleres como parte del programa de actividades complementarias reconocido por las instituciones educativas (e.g. Colegio Brasil, 1998).

La difusión de una temporada de programas radiales (programa Confines, Radio UBB), la extensión del proyecto Concepción mira a las estrellas a otras localidades de la región (e.g. Lota, Curanilahue), la participación en los congresos de la R.Ch.A., algunas incursiones en astrofotografía y la actividad de nuestros grupos de trabajo, han mantenido la vitalidad de RASTRO a través de los años.

Durante 2001 recibimos el largamente esperado reconocimiento oficial de existencia por parte de la universidad, lo que de alguna forma garantizó el acceso expedito a los recursos de ésta, y dio alas a nuestro sueño de contar con una sede fija que diera cobijo a la extensa colección de material bibliográfico y hemerográfico acumulado durante los años.

A fines del año 2002, RASTRO se adjudicó fondos correspondientes al Fondo de Desarrollo Institucional, FDI, con el proyecto de construcción e implementación de nuestra sede corporativa, el gran sueño desde que se fundó la agrupación.

Durante 2003 se comenzó a ejecutar el proyecto, apareciendo algunos retrasos producto de la inercia inherente a la labor administrativa de la universidad. A fines del 2003 y principios de 2004 se terminó de implementar la sede. Las charlas de capacitación, las mesas de debate, las observaciones astronómicas internas y populares se realizaron durante todo el año, aunque para entonces las garantías que supuestamente habíamos adquirido el año 2001 con la universidad (específicamente con la facultad de ciencias físicas) parecían haberse esfumado, y la necesidad de nuestra sede se nos hizo más apremiante que nunca, en particular debido a la carencia de un lugar para llevar a cabo el primer taller de corte práctico “Construcción de un telescopio para Astrofotografía”, proyecto financiado con fondos asignados por la FEC (Federación de Estudiantes de la UdeC).

El año 2004, junto con la construcción de la sede, RASTRO dio un importantísimo paso legal, el que consistió en la constitución de una corporación de derecho privado sin fines de lucro: “RASTRO – Centro Cultural de Divulgación Astronómica”. El status legal adquirido nos permitió aumentar el espectro de personas que podían integrarse a la agrupación. Como Rama de astronomía de la universidad, sólo se podía aceptar estudiantes de la UdeC. Como Centro Cultural, ya no hubo restricciones importantes en cuanto al origen de las personas que podían participar con nosotros.

Y la historia continúa…

Comments are closed.